PRODUCCION "Himnos Eternos"

Para ver más información, haga click AQUÍ

lunes, 8 de octubre de 2007

"Vengo pronto, y muy pronto"

Hace poco tiempo, nuestro pastor estando en altar de la iglesia, escuchó la voz de Dios en forma audible que le dijo “He aquí yo vengo pronto, y muy pronto”.

En otros temas hemos descrito claramente las artimañas del enemigo en los últimos tiempos para debilitar la fe de los cristianos y destruir la obra de Cristo. Sin embargo, a pesar de la advertencia divina y las claras señales descritas en la Palabra de Dios, resulta lamentable encontrarse con cristianos que aún no han sabido despertar y darse cuenta de los tremendos portones que tienen abiertos en sus vidas para el debilitamiento paulatino de las mismas bases de su fe por parte de Satanás.

¿Cuántos cristianos aún tienen televisor en sus casas, argumentando que no tiene nada malo, que ellos saben controlarla, que la televisión nada muestra de malo, más de lo que se puede ver en el diario vivir, y un sinfín de otras excusas, siendo evidente que la televisión es una de las poderosas herramientas que Satanás ha utilizado para dominar la sociedad actual a su antojo, enseñando una vida vana y vacía, entregada a la entretención y el placer como máxima aspiración del hombre, a costa de una sexualidad libre y sucia, a costa de las más bajas pasiones morales y de una violencia extrema y enfermiza, produciendo mentes depravadas y deshumanizadas hasta la saciedad? ¿Acaso se puede creer que la televisión tiene algo positivo como informar o culturizar? ¿Qué enseña, qué informa?

La excusa del noticiario es el argumento sociológico más absurdo que existe. El hombre tiene necesidad intrínseca de información producto de su curiosidad por la vida y el aprendizaje empírico de la naturaleza, para hacerse un mejor hombre y progresar en su desarrollo intelectual. Sin embargo los noticiarios son un mero bombardeo de información que satisface la mente ávida de conocimiento, del que finalmente no queda nada, al cuál el hombre se entrega creyendo que le ha reportado ganancia intelectual, quedando tan vacío como antes.

¿Los noticiarios en qué aportan al conocimiento del hombre? ¿En qué ayudan a la humanidad a progresar en bien de la paz y de la mejoría de la raza humana? Podemos a la luz de la misma palabra de Dios saber que no hay tiempos mejores y que en los postreros días habrá hombres avaros, deshonestos, sin afecto natural, crueles. ¿Podrán los noticiarios entregar valores y ayuda al hombre? Para aquel que ve los noticiarios diariamente le pregunto: ¿qué noticia que le haya servido en su vida cotidiana puede recordar que se haya transmitido, por ejemplo, la semana recién pasada? ¿Qué información diaria le ha servido de verdadero conocimiento, y le ha ayudado a hacer de su vida una vida más humanizada?

Por otro lado, aún hay padres que están enceguecidos y no ven la amenaza terrible que pesa sobre sus hombros cuando dejan a sus hijos a merced de dibujos animados creados por hombres como los descritos por la Palabra de Dios que habrá en los últimos tiempos. ¿Es que acaso se puede esperar que los hombres que están tras tremendas productoras como Disney, Dreamworks, Columbia Pictures, 20th Century Fox, y muchas otras sólo pretenden la sana entretención de la humanidad? ¿Es que no existe la capacidad de asociación y mirar sólo un poco más arriba de la nariz y darse cuenta que si hoy en día existen niños asesinos, desobedientes, violentos, malcriados, sin afecto natural, es porque hay una semilla de odio y maldad que ha sido plantada desde hace mucho y que comienza a dar frutos en asesinatos en escuelas, en la drogadicción, en el sexo prematuro, homosexual y lésbico, y muchas otras manifestaciones aberrantes que hoy día vemos con horror los niños de nuestra sociedad actual? ¿De dónde han surgido aquellas manifestaciones que no se enseñan ni en los hogares ni en la escuela?

¿Y que hay de los juegos que hoy en día practican los niños, juegos satánicos basados en el uso de poderes demoníacos, en el uso indiscriminado de violencia a través de armas y otros juegos que enseñan en la mente infantil la naturalidad del odio, la violencia, la destrucción y la aceptación de la hechicería y otras cosas?

Y finalmente ¿cuántos padres aún no han entendido que la Palabra de Dios nos manda a castigar a nuestros hijos con vara, y librar su alma del Seol, y han sido convencidos por doctrinas satánicas que pretenden enseñar los supuestos “derechos del niño”, y se han dejado influenciar por las nuevas corrientes psicológicas que enseñan que lo peor en la enseñanza es el castigo físico, y que al niño hay que dejarlo elegir, hay que estimularlo y mostrarle de todo con toda naturalidad para aprenda a “no tener trancas”, formando niños desobedientes, sin afecto natural, y que no saben atenerse a ninguna orden ni tienen por bien la corrección?

Estimado lector, muchas veces nos preguntamos ¿Por qué Dios no bendice mi vida? ¿Por qué mis hijos son desobedientes, o tengo tantos problemas con ellos? ¿Se ha encontrado Ud. preguntándose “cómo es posible que un niño entre en su escuela y haya matado con una metralleta a sus compañeros porque se burlaban de él” y sólo ha dicho “estamos en los últimos tiempo” sin pensar en cómo llegó a ocurrir eso?

Eso llegó a ocurrir porque antes de eso ese niño ha vivido la generación de la televisión, los dibujos animados, los libros satánicos, los juegos virtuales y muchas otras cosas que destruyen la inocencia infantil, transformándola en una fuente de odio y sed de venganza.

¿Estamos en la última hora?, yo pienso que quizás estamos en los últimos minutos… ¿Y usted de qué está preocupado? ¿De informarse por la televisión, porque como ciudadano moderno debe vivir al tanto? ¿De saber qué ocurrió en el último partido de tennis, porque es la moda y todo chileno tiene el deber de enterarse de lo que pasó con la Copa Davis? ¿De tener el último juego de moda para que su hijo no se rebele, total mejor que juegue en casa antes que en casas de amigos? ¿Está preocupado de satisfacer sus deseos de éxito profesional, porque si Ud. no se realiza en lo que quiere, siente que no es un ser humano completo? ¿Es para Ud. una carga la crianza de sus hijos, y se lamenta no poder desarrollarse profesionalmente por causa de ellos?

Dios viene ahora ya, en las nubes, y el que esté preocupado de estas cosas, significa que tiene la mirada puesta en las cosas de la tierra, y no en el cielo, y por mucho que Ud. ore y pida a Dios que le ayude y que mande el Espíritu Santo a su vida, o que envíe un avivamiento sobre su iglesia, la bendición no llegará, porque su alma aún está atada a esta tierra.
HORACIO CONTRERAS R.
Director Coro I.E.P. de Viña del Mar