PRODUCCION "Himnos Eternos"

Para ver más información, haga click AQUÍ

domingo, 12 de agosto de 2007

Internet y tecnología en función... ¿del hombre?

La Noticia:

El 13 por ciento de los 20 millones de chinos menores de 18 años que utilizan Internet están clasificados como adictos… China puso en marcha un campamento de verano experimental para ayudar a 40 jóvenes a desprenderse de su adicción a Internet… El programa de 10 días aceptará a jóvenes de entre 14 y 22 años que se sometan previamente a un cuestionario y a una evaluación psicológica, señaló el periódico China Daily… En el campamento, los jóvenes recibirán tratamientos contra la depresión, el miedo, la poca disposición para el trato con otros, el pánico y la angustia… Debido a la preocupación por los asesinatos y crímenes juveniles relacionados con Internet, el Gobierno está tomando medidas para disminuir el número de adictos a la web, prohibiendo nuevos cibercafés y estableciendo restricciones a los videojuegos violentos… (reforma.com)
Comentario:
Es curioso cómo aún las cosas positivas, como la existencia y utilidad del Internet, puedan ser transformadas en las manos de los hombres en algo negativo. No tengo por qué enumerar las mil y una ventajas del Internet (este Blog no existiría sin Internet y me estarían leyendo sólo mis amigos de la oficina), pero ahora hay que considerar también que puede ser tan o más dañino que la TV.
El mismo Internet que sirve para esparcir el evangelio puede ser usado para crear sitios pornográficos y comunidades de cibernautas adictos. La misma televisión que sirve para llevar noticias y eventos en tiempo real a los hogares puede ser usada para enviar mensajes (subliminales o directos) de consumo, insatisfacción con la vida propia y además como vehículo de enajenación. La telefonía celular que sirve para la comunicación móvil puede ser usada para chantajes y extorsión. Los autos que hoy en día pueden alcanzar velocidades escalofriantes y que sirven para reducir el tiempo de viaje pueden ser la causa de la muerte prematura de toda una familia al incurrir en un accidente por falta de cautela.
¿En dónde está el problema? No parece estar en la tecnología por sí misma, sino en el uso equivocado que algunos de nosotros le buscamos. No es malo desear un auto que pueda transportarnos confortablemente, pero caemos en la maldad al sacar a crédito un auto que destruye la economía familiar y al conducirlo violando los límites de velocidad. No es malo conectarse a Internet y revisar el correo electrónico cada mañana, pero caemos en la maldad al distraernos con contenidos que llevan nuestra mente a la lujuria, la envidia o el chisme. No es malo comunicarse con otra persona a través de la computadora, pero sí lo es la incapacidad de salir y relacionarnos cara a cara con los demás.
Lo que dice la Biblia:
"Ordena mis pasos con tu palabra y ninguna maldad se enseñoree de mí." (Salmos 119:133)
La ciencia, la tecnología, la medicina, etc., son progresos que logra el hombre gracias a las capacidades que Dios nos otorgó. Es algo que jamás debemos olvidar. Todo, a final de cuentas, proviene de Dios y a Él volverá.
Por Sergio Alonso
Extraído del Blog "A la luz de la Biblia"